Control del estres

Decidir ante el estrés

Saber controlar la presión y encaminar las emergencias es ante todo saber guiarse a sí mismo para después guiar a los demás.

Conocer su propio modo de funcionamiento positivo y sobre todo su comportamiento bajo estrés nos da claves para actuar.

El primer paso cuando estamos bajo presión consiste en Identificar nuestros propios comportamientos bajo estrés para saber luego salir de ese círculo. Cuanto más conscientes seamos de nuestros comportamientos bajo estrés y del impacto que estos tienen sobre nuestro entorno, más posibilidades tendremos de canalizarlos, dirigirlos y reducirlos.

En un segundo tiempo, podemos actuar cuando la relación con los demás se deteriora, aprendiendo a gestionar positivamente los comportamientos conflictivos con los demás.